¿Es necesario calentar el auto cuando hace frío?

Hasta el día de hoy existe un enorme debate sobre si se debe calentar el auto antes de comenzar un viaje cuando hace frío. Y la verdadera razón para hacerlo te la contamos hoy.

Muchos dicen que esto no es tan necesario antes de conducir en un día frío porque, ya cercano al 2020, los autos actuales están hechos para eso. Y es cierto ya que gracias a los sofisticados sistemas de gestión del motor puede encargarse del arranque en un clima muy frío con bastante rapidez.

¿Y si no tengo un auto nuevo sino un clásico? Pues ahí está el tema: hay que calentar el motor, al menos cinco minutos antes de hacerlo partir.

La principal razón para hacer esto es que, en bajas temperaturas, la gasolina no se evapora muy bien y puede entrar en los cilindros en forma de gota líquida, donde se adherirá a las paredes y no ocasionará nada bueno para el correcto funcionamiento de tu auto.

Cuando el motor está frío, la combustión es desigual. El carburador elimina parte del aire para compensar y funciona de forma menos eficiente. Cuando todos los componentes se calienten, todo funcionará de mejor manera ya que el combustible podrá vaporizarse correctamente y empezará a funcionar sin problemas.

Incluso en un auto nuevo, es ideal que esperes unos 30 segundos para que el aceite frío y espeso se desarrolle, aunque como son nuevos, también podrías hacerlo partir si es que estuvieras apurada.

Pero la realidad es que te recomendamos que esperes al menos cinco minutos para hacerlo partir porque si bien tu auto es capaz de andar al momento, eso no le hace bien.

La razón es simple: aunque puedes conducir casi de inmediato sin calentar el auto, cada parte de caucho y goma en el motor sigue estando dura y fría, y esos fluidos son muy viscosos, por lo que poner cualquier carga en el motor mientras conduces no le resultará nada favorable.

Un motor tarda de 5 a 15 minutos en calentarse mientras se conduce, por lo que deberías tomarte el asunto con calma y relajo.

Además, hay otras razones para el calentamiento previo: cuando el auto por dentro está extremadamente frío y el volante está tan congelado que duele al tocarlo, no conducirás de la mejor manera pues te sentirás incómodo y sin poder manipular los controles como deberías.

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja un comentario

Menú de cierre